sábado, 14 de diciembre de 2013

2 razones porque tu negocio puede fracasar

2 razones porque tu negocio puede fracasar
Emprendedores Ideas

Alcanzar el éxito en los negocios es algo que todo emprendedor desea, sueña, anhela alcanzar, pero en el mundo de los negocios, la línea que separa al éxito del fracaso es muy débil, es demasiado delgada.

En ocasiones aspectos que das por sabido, que entiendes que con ellos las cosas salen mejor, las ventas aumentan y logras el éxito se pierden en el camino, quizas por desidia, quizas porque no estuviste muy preocupado en ello. Lo cierto, que tienes que estar alerta y darte cuenta de estas 2 razones que explican claramente del porque un negocio puede fracasar.

1. El cliente siempre tiene la razón

Dicha frase tan sabida, tan hecho suya por muchos emprendedores puede ser un arma de doble filo. Ya que los vendedores, tus vendedores pueden creer que la fidelidad de ellos esta con el cliente y no con la empresa, craso error que debes de enmendar de inmediato y para siempre.

Fíjate en estas dos premisas para entender lo que te acabo de señalar : Tus clientes siempre querrán obtener un producto a menor precio, ese es su anhelo, ese es su fin, mientras que tu, quieres vender y así obtener el deseo por el que estas en este negocio. Entonces ante este caso, tú no podrás dar todo lo que quieran tus clientes, pues de ser así, no habría margen de ganancia. Y lo peor de todo, es que el cliente si no obtiene lo que desea puede marcharse hacia otro proveedor que le ofrezca los productos a menos precio, que es algo que ellos buscan.

Que hacer en esta situación. Lo primero que hacer que el vendedor no se ponga de lado de cliente sino de la empresa, de ahí, que sepa dar las malas noticias, en cuanto a que el precio no se modifica, y se mantiene tal como estaba. Para evitar la pérdida del cliente, se tiene que demostrar que el está pagando de mas, por una razón bien dada, que es la calidad del producto, y por sobre todo, la garantía que se responderá ante ciertos inconvenientes y el trato y la comodidad que le dispensan.

2. Cuidado con los empleados tóxicos

No hay peor enemigo de tu empresa que aquellos empleados que tienen un mal trato respecto de los clientes o incluso respecto de sus mismos compañeros dentro de la empresa.

De ahí que tienes que revisar constantemente tu organización, y pregunta a tu equipo y a tus clientes si han sentido molestias o situaciones desagradables en el trato que se le ha dispensado.

Una vez que has limpiado tu lugar, ten en cuenta que la mala hierba siempre vuelve a crecer, de ahí que siempre tendrás que estar atento y dispuesto a poner término a tan malos empleados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario